Un complemento para el turismo

Turismo_II

Entre la implantación de sistemas de Inteligencia de Negocio (BI) y el compromiso por realizar la transformación digital, el sector turismo contribuyó con más de 7,2 billones de dólares al PIB mundial y aportó más de 7,2 millones de empleos nuevos, según las cifras aportadas por la organización The World Travel Tourism Council (WTTC). En el caso español, todas las actividades profesionales relacionadas con el turismo representan un 11,7% del PIB, sin dejar de lado los más de 124.000 millones que dejó el año pasado. En ese contexto, el interés por adoptar una solución de negocio en BI, entender el concepto de Big Data, la propia transformación digital de los procesos productivos o colaborar en alianzas estratégicas para mejorar el bienestar de los turistas son algunas de las recomendaciones que se han realizado recientemente, a tenor del informe y estudio presentado por IMF International Business School. Además, otra de las cuestiones que tenemos que tener en cuenta es el aumento de la demanda de datos y la importancia de medir y optimizar todos los recursos por medio de la predicción.

El turismo es uno de los grandes sectores, pero precisa un giro y actualización a un contexto en el que la transformación digital de las empresas ha dado un nuevo salto en las relaciones con el cliente, gestión de las comunicaciones y forma de analizar la información para la mejora de procesos, o bien, ser más eficientes a la hora de realizar una campaña comercial. Por otro lado, entre las distintas posibilidades, las recomendaciones dejan constancia de una serie de avances que requieren el compromiso de la mayor parte de sociedades que se dedican al sector en el caso español:

  • El entorno mobile. Adaptación de la página y la gestión de reservas por medio de este dispositivo. La descarga de la App, la adaptabilidad al diseño y programación en versión Smartphone y la medición del correo electrónico como sistema para llegar al cliente son opciones que todavía no están contempladas por todas las empresas.
  • El mundo del Open Data y Big Data. ¿Recopilamos los datos de los clientes? ¿De dónde viene la información? ¿Qué hacemos con ella? Una ficha nos lleva a poder completar la ficha de datos, pero después podremos personalizar por medio de las preferencias de cada persona, familia o grupo que se alojan en un hotel.
  • La importancia del marketing digital. La Inteligencia de Negocio (BI) aparece en todos los procesos. En la empresa, desde dentro, analizamos los datos para poder predecir, pero fuera, por medio del llamado “social media” y otras herramientas, adecuamos los presupuestos para obtener un retorno de la inversión favorable a la compañía.
  • El estar presente en redes sociales y atender a las conversaciones en tiempo real. En la búsqueda del testimonio de cliente, que sirve para fidelizar, las conversaciones en redes sociales son el instrumento y el canal más empleado en agilizar trámites, atender peticiones o resolver incidencias que se produzcan con respecto a una reserva, entre otros detalles. Las estadísticas hablan que no todas las empresas han adaptado su línea editorial, manual de estilo, promociones u ofertas a estos medios que logran conseguir la llamada popularidad y ayudar a la marca a identificarse con una determinada audiencia.
  • Nuevas herramientas relacionadas con Internet de las Cosas (IoT). Puertas que se pueden abrir por medio de la huella, a través de un sistema de biometría, o bien, a través de la descarga de una App y emplear el Bluetooth para obtener un servicio en tiempo real dentro de la habitación sin tener que moverte de la cama. En ese aspecto, la tecnología atiende a la comodidad del usuario, el cual disfruta de los avances y la oferta hotelera va creciendo ajustando el precio.
  • La robótica entra en el sector. Si Japón dispone de un hotel controlado, gestionado y con un servicio integral gracias a los robots, la inteligencia artificial aparece como un elemento innovador que logra abaratar costes o contar con una ayuda automatizada en todos los procesos de gestión de un establecimiento hotelero.
  • La integración e implantación de destinos inteligentes. En ese aspecto, la colaboración con entidades locales, Comunidad Autónomas, Administración central o alianzas estratégicas permiten que accedamos desde cualquier punto a Internet para la realización de todas las comunicaciones en la propia red.
  • Creación y desarrollo de Apps. Iniciativas propias o ajenas que logran mejorar un destino a través de aplicaciones para todos los sistemas operativos que ayudan a los clientes y usuarios a mejorar la comunicación, obtener información y realizar consultas en tiempo real, o bien, beneficiarse de rutas o consejos sobre un lugar concreto que desean visitar.
  • La aparición de la Reputación Online como elemento motivador del cambio. La atención de sugerencias, comentarios, críticas o provocar las conversaciones en tiempo real ha logrado centrar la mirada en la analítica de resultados o encuestas de satisfacción sobre determinados servicios que se han incorporado a la oferta de un establecimiento turístico, por ejemplo.

Big Data

Si seguimos con el aspecto de las sugerencias, el Big Data como parte del análisis de datos hace que fijemos la mirada en las estrategias que vamos a desarrollar en Inteligencia de Negocio (BI), pero antes atendemos a una evolución clara por medio del siguiente escenario (Fuente: OBS Business School):

El tráfico de datos móviles ha crecido 4.000 veces en los últimos 10 años y casi 400 millones de veces en los últimos 15 años.

  • La descarga de contenido en el móvil superó el tráfico celular por primera vez en el año 2015.
  • El tráfico de vídeo móvil representó el 55% del total del tráfico de datos móviles en 2015.
  • El promedio de uso de Smartphone creció un 43% en el año 2015, con un promedio de tráfico por Smartphone de 929MB/mes.
  • El tráfico global de datos móviles se incrementará casi ocho veces entre los años 2015 y 2020, con un crecimiento anual del 53% durante este período.
  • Las velocidades de conexión de red móviles aumentarán más de tres veces en 2020 llegando a cerca de 6,5 megabits por segundo (Mbps).
  • Oriente Medio y África tendrán el mayor crecimiento del tráfico de datos móviles de cualquier región con una tasa compuesta anual del 71%; seguidas por Asia y Oceanía (54%), y Europa Central u del Este (52%).

Ante este escenario, las empresas del sector turismo fijan la mirada en ponerse al día de cara a los usuarios que emplean las plataformas instaladas en el teléfono inteligente para poder acceder a la mayor parte de servicios, así como obtener conclusiones acerca de su comportamiento y otros detalles esenciales para el crecimiento de los modelos de negocios ligados a esta actividad profesional.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

4 × cuatro =