El nuevo directivo

directivo

La automatización de procesos en las empresas por medio de la tecnología ha permitido dar a conocer un nuevo perfil acerca del directivo del siglo XXI, el cual es un profesional con numerosas capacidades y una serie de herramientas que debe conocer a la hora de implantar una estrategia. Según The World Economic Forum’s 2016, la introducción de la automatización eliminará más de 5 millones de empleos en España, lo que hace que miremos en la transformación digital el cambio del modelo productivo de una manera ambigua para recolocar aquellos puestos de trabajo en un perfil actualizado y quizás más sencillo a la hora de realizar determinadas funciones. La innovación, las inversiones en I+D y la transferencia tecnológica son condicionantes claves en la economía española en los próximos años, que servirán de prueba para entender las ventajas de acercarse a la Inteligencia de Negocio (BI), Big Data y a la adopción de un sistema en Cloud que permita dar un servicio a los trabajadores y clientes. En la balanza encontramos la clave entre la nueva dirección de las empresas y el desempeño de las funciones de los trabajadores, que tienen que conocer los sistemas de información que ayudan a presentar las tareas de una manera distinta.

El directivo se acerca a una nueva versión y cambio de forma a la hora de desempeñar sus labores de dirección bajo el conocimiento de las herramientas de trabajo que han dado una vuelta a la gestión de todas las áreas y departamentos (operaciones, comercial, publicidad, recursos humanos, comunicación, financiero, marketing, etc), con el objeto de interpretar los datos, optimización de los mismos y mejorar la toma de decisiones en las estructuras. En el protocolo de seguridad, minimizar las amenazas y riesgos, la organización desea sabe qué es lo que va a pasar en los próximos años en el análisis de determinados supuestos, y conocer hasta donde llega el trabajo de la máquina, que sustituirá las labores de numerosos trabajadores en el desempeño de sus funciones.

Las tendencias tecnológicas ya no es necesario conocerlas por medio de la lectura de un boletín o newsletter que llega y expone las ventajas de un nuevo software, sino por medio de la integración, uso y explotación de todas las opciones, por medio de demos, una consultoría especializada o curso de formación específico para directivos. Otro de los apuntes que deja el mercado es la inversión en numerosos proyectos de StartUp en el caso español, que lleva a la creación de empresas que nacen de una idea tecnológica e indican cómo serán las relaciones en el trabajo el día de mañana y la especialización de los jóvenes ante el mercado laboral.

Cuestiones a tener en cuenta

Si hemos hablado de transformación digital en las últimas semanas, el directivo tiene que tener claro una serie de objetivos de cara a la empresa, pero también de cara a su propia existencia, que precisa de una serie de conocimientos para adaptarse al cambio:

-El uso del móvil: en la gestión del cambio, es imposible dejar de lado el empleo del Smartphone, sus funciones, el acceso a las aplicaciones y un conocimiento en materia de copia de seguridad, qué poder hacer y cómo sacar el mayor rendimiento a una “puerta” o “ventana” por la que van a girar todo los procesos, así como los procedimientos de las empresas en la firma de documentos y análisis de datos. El directivo tiene que tener en cuenta cuál va a ser la herramienta que va a seleccionar, su sistema operativo y saber cómo gestionar su tiempo por medio de las distintas plataformas que van a lograr sintetizar la información de las estructuras organizativas.

-Experiencia digital:

Alejado del canal se comenten errores, y serios. Es por ello, por lo que un directivo tiene que saber cómo integrar una estrategia cercana al canal digital, su transformación digital y el desarrollo de un cambio de ruta en el caso de que sea necesario para mejorar la innovación y competitividad de la empresa, compañía o institución, no dejando de lado el marco regulatorio y jurídico que rodea a las estructura organizativa.

-El Caso de Éxito y la Reputación Online:

Los Casos de Éxito se tienen que transmitir y saber qué es la Reputación Online o el “qué dirán” de la empresa, personas, estructura y de la marca, que lleva a la consolidación de acciones futuras por parte de la dirección de la compañía. En el juego de “dentro” y “fuera” es necesario saber cómo administrar aquello que deseamos expresar con el mensaje que va a un determinados público, que es el que espera del producto y servicio. Este tema requiere que el directivo o ejecutivo sepa cómo medir la gestión de los recursos de éxito o fracaso por medio de las herramientas de comunicación y marketing digitales.

-Branding Love:

El amor a la marca y de la marca o dicho de otra manera: valores actuales. No todo es “on”, pero en el “off” se desengancha a usuario, el cual está lejos de la marca y opina del anuncio en la tertulia. En el medio digital, la marca está presente, y emite contenidos todos los días, a todas horas y se define en la búsqueda de interactividad con otras personas que están interesadas en lo que la empresa dice, cómo lo comunica e incluso lo que desea vender, sobre todo si cumple con los valores de originalidad, novedad y el desarrollo de un nuevo ecosistema de servicios.

-Análisis de grandes cantidades de datos:

¿Podemos escapar del Big Data? La respuesta es no, imposible, porque forma parte de un nuevo acceso a la información y al paso en el que dijimos “sí” a las cookies, como se ha comprobado en los últimos años. Formamos parte de un ente donde todo se mide, optimiza y llegamos a crear estrategias para lograr las tendencias a través de la virtualización. Sólo tenemos que ver las marcas de coches cómo acuden a las campañas por medio de las herramientas de Marketing Online. Seguros, salud, entidades financieras y empresas de venta de vehículos son las claves para entender una economía que presume de ser más productiva a través de la Inteligencia de Negocio (BI).

-Paso a la innovación:

El sistema de calidad lleva a la búsqueda de la innovación con una introducción clara en el Internet de las Cosas (IoT) que ha dejado la oportunidad a la dirección de las empresas en la obtención de un beneficio a través del retorno. La innovación es hacer las cosas diferentes para tener un indicador del cambio. Y en este tema, las grandes empresas se han fijado en las consultoras de procesos e integración de nuevas soluciones de negocio.

-Nuevos contenidos:       

Las fuentes de información de antes ya no valen del todo. Han aparecido multitud de nuevas referencias. De esta manera, acercamos la mirada a nuevas lecturas y relaciones para contemplar un mundo directivo que se fija no sólo en el precio, sino en valores como la modernidad, equilibrio, eficiencia u otras posibilidades. Los contenidos que aparecen en medios de comunicación, bloggers o redes sociales deben de ser recopilados y formar parte de un ciclo de lecturas que lleve a la dirección de los profesionales a la toma de decisiones.

#BusinessIntelligenceturismo #empleotic #seguridad #transformacióndigital #businessintelligence #bigdata #cloudcomputing #bigdata #digital #IT

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

17 + dieciseis =