Las oportunidades

Big_Data

Las vacantes de puestos de trabajo relacionadas con la búsqueda de perfiles profesionales de Big Data han aumentado. También la contratación de soluciones de Business Intelligence (BI) y el interés por saber cómo se realiza un cuadro de mando personalizado para la mejora de la gestión de dirección, ventas o control de accesos de los trabajadores a una plataforma multiservicio. Estamos ante el reto de entender cómo las soluciones en materia TIC son el aliado perfecto, al margen de las adecuadas advertencias en materia de protección datos, seguridad del sistema, control de la conectividad y análisis de entrada, subida y descarga de documentos y archivos. En el marco regulatorio, y volviendo a la posibilidad de contratar expertos, el Big Data forma parte de aquella parte necesaria en la definición de la estrategia. Es el análisis de las grandes cantidades de datos estructurados y semiestructurados, o bien, de aquello que no sabemos hacer y que tiene un sentido. Sin embargo, la Inteligencia de Negocio (BI) es la selección de lo más importante para saber cómo tomar las medidas y decisiones más adecuadas para la estructura organizativa. Estamos en la consolidación de un escenario, que desde la llegada de los sistemas en Cloud, no tiene marcha atrás.

En estos días hemos visto como el área de Recursos Humanos busca soluciones de gestión en la nube, una de las preocupaciones o detalles que han significados los responsables de departamento es la posibilidad de analizar los datos. Ese acceso, que se corresponde con la posibilidad de ver en tiempo real qué es lo que ocurre, logra que el director tome decisiones en función del valor y veracidad del dato, al margen del volumen, velocidad de la herramienta y variedad, así como la propia organización de los mismos.

Ahora, es el sector hotelero que se fija en las virtudes y ventajas de las herramientas de Inteligencia de Negocio (BI), a pesar de la llamada “resistencia al cambio” por parte de algunas personas que dirigen organizaciones relacionadas con el sector. Pero, ¿cuál es el detalle que hace que miremos en la búsqueda de un denominador común? Siguiendo de manera sencilla este esquema, nos damos cuenta de una serie de pautas para establecer el cambio:

  1. Análisis y diagnóstico de situación.
  2. ¿Conocemos las ventajas del Big Data? ¿Tenemos profesionales para poder analizar grandes cantidades de datos? ¿Los generamos?
  3. Pasamos a la Inteligencia de Negocio: análisis, búsqueda de solución, Cloud, adopción de la herramienta, personalización, explicación de todos los detalles, seguimiento y optimización en función de cada estructura organizativa.
  4. Toma de decisiones y análisis predictivo: en busca de la calidad y veracidad, aparecen las relaciones para lograr ofrecer y extraer la mejor información de cara a los responsables de departamento.

Nuevos profesionales

Ligado y relacionado, el número de vacantes de personas especializadas en Big Data ha crecido según el Observatorio de Empleo en esta materia. En un 92%, las empresas requieren cada vez más personas formadas en programación, Cloud Computing y la mencionada Big Data. Entre los motivos, explorar los datos y llevar a cabo estudios en las grandes estructuras para saber qué es lo que importa. ¿Cómo se obtienen los datos? Una de las cuestiones planteadas a lo largo de los últimos meses es cómo poder concentrar todas las fuentes en un mismo sistema. Accesos a la plataforma, usos de la misma, redes sociales, Internet, Blog, ventas y compras por medio de la tienda virtual, bases de datos específicas, Intranet y otros detalles, entre los que se encuentra el uso del correo electrónico y la búsqueda de información llevan a las empresas a la búsqueda de la eficiencia, pero también a acercarse al cliente de manera eficiente. El desconocimiento de herramientas tecnológicas, la implantación de un sistema que logre estructurar y crear los indicadores pertinentes es clave para la definición de una estrategia y consolidar la dirección de operaciones de la empresa.

Recuperación de las TIC

La inversión y renovación ha llevado a las empresas a mirar hacia un nuevo escaparate, aunque falta por la definición de más estrategias reales en la PYME para lograr la adopción real en la mejora de uso de las soluciones contratadas. El sector de la tecnología de la información ha iniciado un proceso de recuperación en España, según los estudios analizados. La compra de hardware ha crecido un 7,3%, un 3,4% lo hizo el software; mientras que lo servicios TI se incrementaron en un 7,4%. En el volumen de facturación se atribuyen 4.534 millones de euros al hardware; 2.992 millones de euros, al software; y 15.168 millones de euros a los servicios.

Por su parte, el empleo en el sector aumentó en un 1,8 % por medio de la contratación de profesionales expertos en Big Data, programadores, directores de proyecto y servicios de consultoría. Ametic encuentra las causas fundamentales de este crecimiento en la necesidad de renovar el parque tecnológico de las empresas, las iniciativas de movilidad y la evolución a servicios basados en Cloud. La mayor inversión TI ha procedido de las medianas y grandes empresas, mientras que en el sector público se ha detectado un cierto estancamiento. Éstos podrían ser los principales impulsores desde el punto de vista empresarial. El descenso del IPC, el menor coste hipotecario y la necesidad de renovar los dispositivos podría explicar el impulso del consumo particular, aunque esto se deberá constatar con los resultados que arroje el presente año de 2016.

#empleotic #seguridad #transformacióndigital #businessintelligence #bigdata #internetofthings #analytics #digitalbusiness #cloudcomputing

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Doce − 3 =