En el análisis de la predicción

Predicción_Datos

Si los cuadros de mando son una alternativa para las organizaciones, la integración de todos los procesos en la nube responde a una mejor administración de las empresas que buscan poder gestionar todos los servicios de una forma cómoda y eficiente. La predicción de datos responde a cuidar las estrategias y operaciones. De esa manera, la visibilidad, tener informes en tiempo real, el análisis de la tendencia, contrastar los datos e información, centralizar la documentación y validar los sistemas transnacionales son características de los sistemas de Inteligencia de Negocio (BI) que han crecido de manera constante desde los sesenta. El siguiente paso es tener la respuesta en tiempo real, o bien, poder dotar de más recursos a una estrategia cuando por diversas razones podamos tener un conflicto o una desviación. Las finanzas, el seguimiento de los equipos comerciales y el acercamiento al cliente son las nuevas propuestas de una empresa que no puede renunciar a centralizar su ecosistema de servicios en Cloud.

Con la mirada puesta en el llamado Big Data y la medición de procesos por medio del concepto denominado Internet de las Cosas (IoT), las empresas tienen la necesidad de saber qué es lo que ocurre en tiempo real, desde el inicio de un proceso hasta su finalización y detectar los fallos, errores, éxitos o cómo mejorar. Pero también porque los departamentos se han virtualizado y están en conexión unos con los otros por medio de plataformas en la que se integran las tecnologías de acceso a la información y al seguimiento. BiyCloud se ha preocupado por la creación de un entorno colaborativo para que los usuarios puedan exportar sus datos, trabajar con ellos, poder discutir la credibilidad de su información y obtener la base de un informe serio, orientativo o final para tomar las decisiones correctas con respecto al trabajo a realizar.

Las ventas y objetivos comerciales eran hasta la fecha un quebradero de cabeza. Ya no. Y otro de los puntos significativos es la exportación de los datos entre sistemas para poder realizar una lectura profunda y buscar la calidad de los mismos, asunto que preocupa mucho a los managers cuando se tienen que decidir a la hora de “¿A quién hacemos caso?”.

Sobre el punto de entrada

Según las estadísticas, el Smartphone es el punto de entrada de la información y las aplicaciones se han adaptado a su formato. También a la Inteligencia de Negocio (BI) en varios pasos. En 2018 se espera que exista un cambio de tendencia debido a la entrada de la medición de datos por medio de Internet de las Cosas (IoT), es decir, todos los elementos que pueden estar conectados entre sí (coches, maquinaria, contadores, dispositivos de electrónica de consumo, etc).

Es un cambio claro, donde las empresas, por medio de alianzas estratégicas, desarrollarán estrategias de cara a sus clientes para posibilitar la venta de productos y servicios en función del acceso y ser más exactos a la hora de comunicarse con ellos. En 2016 estamos alrededor de un 30% de dispositivos conectados y en 2019 se van a mover cifras de negocio cercanas al billón de euros. Por otro lado, se estima que en 2018 llegaremos a los 16.000 millones de dispositivos conectados a la red, estando totalmente integrados en la electrónica de consumo, según las fuentes consultadas.

En este escenario, se ha realizado una previsión que sitúa en 2021 la conectividad de más de 28.000 millones dispositivos, aunque cerca de 15.000 millones serán teléfonos inteligentes. La demanda de planes de voz y datos también es una de las obligaciones de las empresas de cara a los profesionales, pero también el diseño, experiencia de usuario, mejora de la accesibilidad y usabilidad de las herramientas de Inteligencia de Negocio (BI) que trabajan en la nube para consolidar un ecosistema de accesos y mejorar las previsiones en la toma de decisiones.

Volviendo al inicio, los informes de valor pasan ya no sólo por el tiempo de acceso a la información, que queda computado, sino por los estudios relativos a la creación de nuevas necesidades de consumo que llaman la atención de los nuevos proyectos de empresa o compañías que desean diversificar sus actividades de negocio en la búsqueda de nuevas oportunidades o línea de servicio. El Big Data es el siguiente paso, tanto en la iniciativa pública como la privada, que buscará la relación de los datos por medio de la consolidación de nubes híbridas.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

7 + Once =